Placa de inducción y vitrocerámica ¿Qué diferencias hay?

Cocinar es un arte, una necesidad y definitivamente, un placer para los sentidos. Cada día más personas comienzan a descubrir el placer de preparar recetas para familiares y amigos. Los concursos de cocina ocupan los primeros lugares de preferencia en la televisión y los tutoriales que enseñan a preparar platos y repostería son de las búsquedas más populares en internet.

A pesar de este auge gastronómico, muchas personas desconocen el funcionamiento de la mayoría de los electrodomésticos de su hogar. Una de las dudas más recurrentes respecto a los electrodomésticos de cocina, radica en sobre qué tipo de placa instalar.

En este caso, vamos a tratar las diferencias entre las placas de inducción y las vitrocerámicas.


Placas de Vitrocerámica

Placa de inducción y vitrocerámica ¿Qué diferencias hay?

Funcionan mediante el paso de energía eléctrica por una resistencia, la cual se calienta dirigida por un termostato de control de intensidad de temperatura. Esta resistencia está cubiertas por una base de vidrio templado, donde se posa el recipiente que se va a calentar. 

Una ventaja importante de las cocinas de vitrocerámica, es que permanecen calientes una vez apagadas, lo cual supone un menor consumo eléctrico si se sabe jugar con esta característica.


Placas de Inducción

Placa de inducción y vitrocerámica ¿Qué diferencias hay?

El sistema de funcionamiento de una placa de inducción es más complejo que una vitroceramica de resistencia. Mediante un campo electromagnético, la cocina magnetiza el fondo del recipiente en direcciones opuestas, permitiendo la generación de calor en la base de utensilio. 

No todos los recipientes son aptos para usar en una placa de inducción. Los menajes de materiales no ferromagnéticos como aluminio, cerámica, vidrio o cobre, no son aptos para utilizar en este tipo de cocinas. 

Sin embargo, las placas de inducción brindan una mayor seguridad al usuario, en el sentido de que no se calientan en su superficie y a su vez, pueden llegar a suponer un mayor ahorro de energía.


¿Vitrocerámica o Inducción? He ahí el dilema

Placa de inducción y vitrocerámica ¿Qué diferencias hay?

Al momento de escoger los muebles de cocina, la duda sobre escoger una vitrocerámica o una placa de inducción surge entre los compradores. Ambas tienen ventajas y desventajas que debemos tener en cuenta a la hora de elegir una opción:

Ventajas de la vitrocerámica

  1. Sirve para todo tipo de utensilios: su sistema de calor mediante resistencias permite que cualquier recipiente que pongamos encima se caliente sin importar el material del que esté hecho.
  2. Son más versátiles: Hay ciertas técnicas de cocina que requieren levantar el utensilio cada cierto tiempo, este tipo de cocinas permiten que pueda hacerse sin mayores inconvenientes
  3. Tienden a ser más baratas: Las placas de vitrocerámica suelen ser más baratas, aunque será el profesional especializado de una tienda de cocina el que nos asesore sobre el modelo de placa que mejor encaje con el uso que vayamos a darle.

Desventajas de la Vitrocerámica

  1. Consumen más electricidad: el sistema de calentamiento de las resistencias necesita de un mayor consumo de electricidad que las placas de inducción
  2. El concepto de seguridad es distinto: Debido a que los fogones permanecen calientes una vez apagados, existe mayor riesgo de quemaduras por contacto. 
  3. Limpieza: La característica de permanecer calientes una vez apagadas, hace que deba esperarse a su enfriamiento para poder limpiarla.

Ventajas de las placas de inducción

  1. Son más seguras: Las placas solo están calientes mientras el recipiente adecuado esté en contacto con la placa, por lo tanto permanecen frías al contacto con la piel 
  2. Consumen menos electricidad: El sistema electromagnético consume mucha menos electricidad que el sistema de resistencias. El ahorro de energía eléctrica puede llegar a ser un 40% menor.
  3. Permite más precisión: El sistema de ajuste de temperatura de las placas de inducción es más preciso que la placa de vitrocerámica.

Desventajas de las placas de inducción

  1. Requieren de recipientes especiales: No todas las ollas, sartenes y cacerolas son aptos para funcionar en una cocina de inducción y por lo general, son más costosas que las “normales”. Un consejo que aportamos en este sentido, es pasar un imán por la base de la olla o sartén, si se queda pegado el imán podrás utilizar en este tipo de recipiente en placas de inducción.
  2. Inversión: El precio de una placa de inducción tiende a ser más costoso que el de una vitrocerámica.
  3. Campo electromagnético: Aunque sin pruebas fehacientes, hay opiniones que recomiendan el uso de las placas vitrocerámicas a largo plazo a fin de evitar el uso electromagnético.

Solicita asesoramiento profesional

Como vemos, cada tipo de placa tiene sus ventajas e inconvenientes que debemos sopesar en el momento de tomar una decisión. En una tienda de cocinas de calidad, sus expertos profesionales nos asesorarán con detalle sobre el tipo de placa que realmente necesitamos, así como sobre la marca y modelo específico.

Si quieres que hablemos de tu proyecto, y que te aclaramos cualquier posible duda, estaremos encantados de atenderte. Solo tienes que pedirnos una cita para que podamos diseñar juntos tu cocina.