Cocina color blanco en Sevilla

Las cocinas en tonos blancos nunca pasan de moda y tienden a ser las más escogidas por los usuarios. ¿Por qué? Es cierto que, a la hora de crear esta estancia, saltan a la imaginación una multitud de opciones de personalización y colores. Sin embargo, las cocinas blancas son una de las opciones más elegidas, por motivos concretos que analizaremos en este artículo.


Ventajas de tener una cocina blanca respecto a otros colores 

Entre las ventajas que tiene una cocina en color blanco con respecto a otros colores, se pueden distinguir las siguientes:

1) Potencian la luz natural 

Por todos es sabido que el color blanco hace que la luz natural se potencie, ya que es la suma de todos los colores y el más puro, pudiendo rebotar por todos los rincones de la estancia y proporcionar más luz. 

2) Más sensación de amplitud 

Este apartado está relacionado con el anterior, al existir una mayor iluminación, otorga una sensación de amplitud mayor. Las cocinas de colores concretos o que mezclan varios tonos delimitan el espacio, lo acotan más y, por tanto, no consiguen dar esa sensación de amplitud tan características de las cocinas en tonos blanco. Es cierto que no todo el mundo puede tener una cocina grande y espaciosa, por eso este aspecto es tan reclamado en la actualidad.

3) Nunca pasan de moda 

Mucha gente piensa que el color blanco es muy soso, que no aporta nada a una estancia. Sin embargo, aunque todo depende de gustos, tiene muy buena acogida por ser una apuesta segura y por ser capaz de proporcionar un estilo atemporal allá donde esté. 

4) Mayor posibilidad de combinación 

A la hora de combinar un color llamativo como el rojo, hay que fijarse bien con que otro color es posible hacerlo. Esto no pasa con el blanco, al ser un color neutral, puedes proporcionar el estilo decorativo que más te identifique y quedará perfecto en tu nueva cocina. 

5) Facilidad de limpieza 

Además de que se transmite una mayor sensación de limpieza, las cocinas blancas también son más fáciles de limpiar que otras más oscuras. 


¿Qué combinaciones de colores o materiales se podrían hacer con cocinas en blanco para darle un toque de color y modernidad? 

Aunque existen cientos de combinaciones posibles, hemos querido escoger los más utilizados. Son los siguientes: 

  • Blanco y negro: Aunque son colores situados cada uno en un extremo opuesto, es muy fácil combinarlos. Además, verás que cuando lo hagas podrás crear unos contrastes muy elegantes.
  • Blanco y madera: Si vas a decantarte por esta opción, intenta que el suelo sea también de madera, al igual que la encimera, ya te proporcionará un aspecto más natural y atemporal.
  • Blanco y rojo: Hace unos años, esta combinación ganaba cientos de adeptos cada día. A día de hoy, no es tan utilizada, pero eso no quiere decir que no encaje perfectamente y que no puedas seguir siendo utilizada. 
  • Blanco y gris: Proporciona un aspecto clásico y elegante que perdura por años. Si eres de esas personas que aman los acabados minimalistas y la elegancia, es sin ninguna duda tu opción. 
  • Blanco y pared de color: Si te decides a pintar una pared de otro color, verás como consigues que tu cocina resalte.

Algunas de nuestras cocinas en color blanco

Estos son algunos ejemplos de proyectos en los que hemos utilizado el color blanco, bien como color base único o combinándolos con otras gamas cromáticas. Te invitamos a que puedas más cocinas en nuestra sección Nuestros trabajos.