Muebles de cocina en Sevilla

Los muebles de cocina ocupan una gran cantidad de espacio y son los responsables de que la estética de esta estancia sea lo que quieres mostrar a tus invitados. Por este motivo, es importante prestar especial atención al material que se escoge.

A la hora de escoger cocinas en Sevilla, debes saber cómo decantarte por un material u otro. En lo primero que debes fijarte es en la funcionalidad, seguido de la calidad, resistencia y que sea fácil de limpiar. De todo ello dependerá la personalidad de tu cocina. 


Tipos de materiales que podrías utilizar para tu cocina 

Entre los materiales que puedes utilizar para darle un toque único y lleno de personalidad a tu cocina, se encuentran los siguientes: 

1) Laminados sintéticos 

Una de las opciones más solicitadas debido a que se pueden encontrar en cientos de colores y texturas, además, entre sus características destacan: 

  • Fácil limpieza 
  • Económico 
  • Resistente 

Si estás buscando materiales que resistan las manchas de humedad, el calor y el desgaste, los laminados sintéticos pueden ser lo que necesitas. En caso de que prefieras los tonos brillantes, es mejor decantarse por el laminado de PVC

2) Lacados 

Al poder ser encontrados en una gran variedad de colores, mucha gente los utiliza para terminar de personalizar su cocina, proporcionando unas características muy especiales para quienes buscan un estilo único.

Existe la opción de escogerlos en brillo o mate, que se aplica mediante una laca en diferentes capas, haciendo que el acabado sea uniforme y no existan trozos que destaquen más que otros.

Lo habitual es encontrar un tablero aglomerado de mucha calidad y resistente a las temperaturas de la cocina y a la humedad, haciendo que su limpieza sea más sencilla.

3) Madera 

Proporciona un estilo bonito y atemporal a cualquier cocina que se decante por este material, inculcando un ambiente cálido y agradable a todos sus usuarios e invitados. 

En este tipo de cocinas es normal encontrar puertas revestidas con chapa natural, ya que supone un menor desembolso económico que las puertas macizas y se pueden encontrar en varios tipos de maderas. 

Si estás pensando en adquirir una puerta maciza, asegúrate que su fabricación se ha realizado con materiales de calidad, es decir, que, debido a los cambios climáticos, no se afecte su condición ni se muevan con el paso del tiempo. En esto, el diseñador de cocinas que te asesore podrá elegir el material que mejor se adapte a lo que necesitas.


Conclusión: Qué es en lo que debes fijarte para decantarte por un material u otro 

Ahora que ya conoces los tipos de materiales más comunes que se pueden adquirir a la hora de comprar muebles de cocina, es importante, antes de visitar una tienda de cocinas visitar una tienda de cocinas, que te fijes en otro tipo de aspectos que aseguran que el resultado personal sea aún mayor. Son los siguientes: 

  • Estructura: Si hay algo que tengas que tener en cuenta cuando escojas unos muebles de cocina que encajen con tu personalidad, es que su estructura sea resistente. Lo más normal es encontrarla de aglomerado melamínico. Si cuentas con unos buenos profesionales para el diseño y montaje de tu cocina, tendrás la garantía
  • Herrajes: Cuando veas que la estructura es resistente, toca prestar atención a los herrajes. Cualquier fallo o problema que veas, descarta ese producto, sobre todo si compruebas que las bisagras no están bien amarradas o que los cajones no entran y salen con facilidad. Fíjate en que todo esté en orden, estamos convencidos de que no quieres pagar por un producto que no esté al 100 % de condiciones favorables.
  • Comodidad & Seguridad: Ahora que ya has comprobado que está todo perfecto, lo último que resta es que proporcionen seguridad y comodidad a partes iguales, no quieres que al poco uso se rompa o deje de prestar las mismas facilidades que cuando lo compraste.